Los días 3 y 4 de Junio, estaremos impartiendo un curso de :  CRITERIOS DE CONSTRUCCIÓN SEGÚN  EL ESTÁNDAR PASSIVHAUS  en el Colegio de Aparejadores de Bilbao.

Para ver el programa

programa

 introducción al curso:

 Passivhaus-nZEB. El futuro estándar de construcción en la Unión Europea implica un alto nivel de confort térmico y una factura energética muy reducida para los usuarios. Este concepto representa ventajas ecológicas y económicas tanto para el clima centro-Europeo como para  los climas cálidos.

En el contexto normativo, la Directiva Europea  2010/31/CE adoptada por el Parlamento Europeo el 19 de mayo de 2010 y publicada el 18 de junio de 2010, supone un endurecimiento de los requisitos de eficiencia energética en los edificios. Establece como fecha tope el año 2020 para exigir que todos los edificios nuevos tengan un consumo de energía casi nulo, y 2018 en el caso de edificios públicos.

Por otro lado, el Real Decreto 235/2013 de certificación de la eficiencia energética de los edificios, recoge en su disposición adicional segunda, la obligación de construir edificios de consumo de energía casi nulo a partir del año 2020 si son de titularidad privada y del año 2018 para edificios de titularidad pública.

Aunque todavía está pendiente de concretarse en próximas revisiones del CTE el alcance del término “casi nulo”, se necesita una verdadera revolución en la manera de proyectar y construir los edificios, anticipada ya por la reciente revisión 2013 del CTE.

En el documento: “Principles for Nearly Zero-Energy Buildings. Paving the way for effective implementation of policy requirements”, publicado en noviembre de 2011 y elaborado por la Comunidad Europea como guía para tratar de definir el concepto de “casi nulo”, recoge en su introducción las características que ha de tener un edificio para minimizar las demandas de calefacción y refrigeración: alto nivel de aislamiento, ventanas eficientes, alto nivel de estanqueidad al aire y ventilación natural o mecánica con recuperador de calor. Más adelante, se indica explícitamente: ” Un edificio de consumo casi nulo debería de acercarse al nivel de energía de las casas pasivas”, y añade: ” un diseño solar pasivo permite captar calor en invierno y protegerse de él en verano, logrando así una demanda energética muy baja que puede cubrirse con energías activas y renovables”.

Por tanto, observamos que el estándar Passivhaus se convierte en el modelo de referencia a seguir para conseguir edificios de consumo energético casi nulo.

En el futuro, el consumo energético del edificio será considerado como una de sus prestaciones fundamentales, por lo cual los edificios que no se construyan bajo este nuevo concepto serán obsoletos.

Frente al resto de metodologías, el estándar Passivhaus implementa un procedimiento de diseño y ejecución de edificios para obtener demandas muy bajas de energía, cuantificando claramente dichas demandas. Se trata de un estándar abierto que facilita la adopción de múltiples soluciones constructivas.