Comenzamos nuevo proyecto, esta vez nos subimos a 1150m de altitud y el objetivo es diseñar y construir una vivienda de unos 100m2 bajo el estándar Passivhaus y con un cuidado especial en los materiales empleados, buscando sistemas constructivos con un bajo impacto ambiental y materiales de acabados interiores que no emitan sustancias tóxicas, entre otros aspectos. 

El sueño de los propietarios es conseguir una casa lo más autosuficiente posible y que puedan pasar largas temporadas del invierno con un mínimo mantenimiento en calefacción. 

Hoy visitamos la parcela, a esta altitud aun quedaba nieve en zonas más umbrías y en laderas norte. Nos encontramos en un clima de montaña, con un invierno largo y un verano relativamente corto, gran oscilación térmica a lo largo del día y unas temperaturas medias en invierno muy bajas. 

Tras la visita nos ponemos manos a la obra. Como cualquier proyecto del estudio, el primer paso es: análisis climático y del microclima del lugar, condicionantes de la parcela (vegetación, vistas, topografía…). Seguiremos informando.